LA VIDA ES UN BUMERÁN

LA VIDA ES UN BUMERÁN

He descubierto que ya existía este nombre pero no lo quiero cambiar, lo tome cuando alguien dijo eso "La vida es como un bumerán" da muchas vueltas y no sabes dónde vas a parar. Y es muy cierto por eso ten cuidado de lo que dices y como lo dices, ten cuidado de lo que haces y como lo haces.

Se Cortés sin mirar a quien y comienza a ser feliz, que la vida es sólo una y nada más.

Eyina.




(Las imagenes no son todas mías, si el dueño me dice que no las ponga las sacare. Gracias)

domingo, 17 de abril de 2016

Escondida




Qué extraña sensación de pena y olvido,

Corre una suave brisa y es tanta que los ojos

Se llenan de lágrimas,

Comienzan a caer, trato de secarlas

Y continúan, no quiero que nadie

Las vea, son lágrimas de impotencia

Y de dolor, siento que no puedo una vez

Más cumplir a mi madre y las lágrimas

Siguen cayendo, rápidas y me apresuro

Para que nadie las vea,

Hoy me sentí así

Y las lágrimas continúan, me oculto

Para que nadie las vea, son mías, son

De mi propia vida, de ese dolor que llevo

Tan guardado y que nadie lograra ría entender,

Las seco nuevamente y quedan como

Un puñado de esperanzas

Amontonadas en mi alma, no quiero que

Nadie las vea, ¿para qué?

No lograrían entenderlas.



Son solo mías.

Eyina


miércoles, 24 de febrero de 2016

¿Te he dicho hoy que te amo?








¿Te he dicho hoy que te amo? Si no es así,

probablemente esté enfermando sin ser consciente de mi nueva situación.

Tengo miedo a no llegar a recordar,

algún día, los momentos más felices de mi vida,

aquellos, que siempre vinieron de tus manos para quedarse a vivir en mi mente. Temo el hecho de poder despertar una mañana y no lograr retener, uno a uno, cualquier detalle de todas aquellas noches en vela que pasamos juntos observando crecer el amanecer,.., que mi locura de pretender seguir amándote por encima de todo finalmente, pueda terminar diluyendo el recuerdo de tu imagen desnuda bajo la sábanas o la sensación eterna de tus besos tallados y recogidos en mis labios, todas las caricias nacidas de tus manos, las que aceptaron quedarse conmigo para terminar convirtiéndome en uno de los seres humanos más felices de la historia

Sí, he de reconocerlo, tengo miedo, pánico, a que un día, no acierte a poder recordar tu nombre tras haberte formulado mi primera pregunta,...., porque de alguna manera, ello significaría que todo empieza a tocar su fin, que apenas me quedarían un par de horas para dejar este mundo, y definitivamente, yo, estaría muriéndome, poco a poco.

sábado, 13 de febrero de 2016

La vida es justa.










Esa es la cuestión, nos trazamos proyectos,

Metas y muchos sueños

Pero caminamos en una senda

Que muchas veces no se ve

Tan clara como quisiéramos.

Caminando hoy bajo una lluvia suave de verano

Viene la nostalgia de sueños, de recuerdos

Casi todos están completos,

Sólo uno queda dando vueltas.

Es el haberte tenido, amado y luego sentir el abandono

Yo entregue todo, todo pero no siempre puede ser apreciado.

Los seres humanos somos así,

Luego de poseer lo que está prohibido

Lo dejas, ese gustito que se da un niño malcriado

Se va como llego, y deja a su paso al otro con el más triste dolor,

Y has de acostumbrarte

A ese camino que te lleva y que te hunde en la soledad.

Esa que pensantes que ya había terminado

Pero ese amor, esa ilusión que te gano el corazón por un tiempo

Y que acabo, que marcho

Como llego sin explicación y que termino

Con gran dolor.

Y me pregunto La vida es justa, y creo que sí.

Todo debe ser como fue. Cada uno con quien le corresponde

El tiempo hará mitigar

El dolor, para no recordar más, solo sentir lo que fue una

Ilusión que te hizo vivir por un tiempo y

Que ya se fue para siempre.



Eyina.



             








jueves, 6 de agosto de 2015

"TRENZARÉ MI TRISTEZA"






"Decía mi abuela que cuando una mujer
se sintiera triste lo mejor que podía hacer
era trenzarse el cabello; de esta manera
el dolor quedaría atrapado entre los
cabellos y no podría llegar hasta el resto
del cuerpo; había que tener cuidado de
que la tristeza no se metiera en los ojos
pues los haría llover, tampoco era bueno
dejarla entrar en nuestros labios pues
los obligaría a decir cosas que no eran
ciertas, que no se meta entre tus manos,
me decía, porque puedes tostar de más
el café o dejar cruda la masa; y es que
a la tristeza le gusta el sabor amargo.
Cuando te sientas triste niña, trénzate
el cabello; atrapa el dolor en la madeja
y déjalo escapar cuando el viento del
norte pegue con fuerza.


Nuestro cabello es una red capaz de
atraparlo todo, es fuerte como las raíces
del ahuehuete y suave como la espuma
del atole. Que no te agarre desprevenida
la melancolía mi niña, aun si tienes el
corazón roto o los huesos fríos por alguna
ausencia. No la dejes meterse en ti con
tu cabello suelto, porque fluirá en cascada
por los canales que la luna ha trazado
entre tu cuerpo. Trenza tu tristeza, decía,
siempre trenza tu tristeza…


...Y mañana, cuando despiertes con el
canto del gorrión, la encontrarás pálida
y desvanecida entre el telar de tu cabello".


Autora: Paola Klug